My Picture

Some text here.

More about me»

El adiós nº2
Creo que un saludo no es el mejor comienzo para una despedida. Adiós, este será mi "hola". Les escribo, lo siento, para despedirme. No lo sabían, lo sé pues ha sido una especie de mala sorpresa para todos, incluso para mi. Ha llegado aquel día de cortar palabras y no volver a cruzar miradas.

Es triste saber que jamás volveremos a vernos ni a decirnos nada, son tristes las despedidas definitivas. Lamento haber escogido el medio más cobarde, creo que es algo que nadie jamás entenderá, ni tampoco el por qué de este adiós.

Decidí irme, dejarlos de lado fantasmas míos, todo para alcanzar mi libertad, mi egoísta y alocada libertad.
Tu mirada se desata en mi cuello, tu sudor en mi piel y tu respiración en el ambiente. Cuéntame como se siente, cómo es que sientes aquello que jamás sentiré. Te apasiona mi cuerpo, me apasiona tu boca. Es el deseo de jamás perdernos, de no perder aquello que nos une, eso que si desaparece hace perder todos los sentidos existentes en la mente.

Un par de manos entrelazadas que se hacen una, algunas palabras guardadas que no son necesarias, todos y cada uno de los sentimientos en el aire, en su perfecto aroma concentrado en nuestras narices desenfrenadas. 

Las paredes se consumen alrededor del paraíso, se hacen nada y, mientras tanto yo pienso sin parar mil cosas que mi cabeza no resolverá jamás, y bueno tu, ¿tu pensarás? Es bueno tener dudas sin respuesta, es buena la intriga eterna, es lo que hace esta intensidad interesante, es aquello que nos ayuda a perdernos profundamente, fugazmente, es algo más allá de nosotros, es algo más allá de todo.
Salida de emergencia
Cariño, ¿para qué construirnos estas barreras? El mundo nos espera de la mano, el mundo no nos importa. No intentes encontrar cerros invisibles ni menos construirlos, pues pase lo que pase estaré aquí para derribarlos. No te mientas, no trates de engañarte ni de engañarme, somos lo bastante listos como para no caer.

Cariño, no caigamos más, ¿no ves acaso el abismo? Está a pocos centímetros de nuestros ojos. Te pido no volvamos a caer, te ruego no rompamos este lazo.

Cariño, ¿sientes cómo todo se desmorona? Dime si ves aquella luz que nos puede salvar, esa que se esconde en nosotros, en tí y que no quiere salir. Espero que no la dejes escapar pues, cariño, esa luz eres tu, yo soy tu pantalla. Cariño mío, no la dejes escapar.

"Tu orgullo es una sombra, tus sonrisas son el sol".
Me
.

Buscar

Translate

Se ha producido un error en este gadget.

Visitas