My Picture

Some text here.

More about me»

Degradé
Los días han pasado cambiando su ritmo constante, el aire es más puro o ya no hay presión en el pecho. El cambio era positivo aunque nunca se notó. El cuerpo en perfecto estado, tal como aquel día. Y aquel día, tal como el recuerdo de los cuerpos magnos, poderosos en su ambiente húmedo y tibio, en plena majestad. Ahora los cuerpos están fríos, secos, separados, deprimidos. La sonrisa se pierde al pensar en la sonrisa, y la conciencia se contamina de "por qués". 

Miró un momento el cuadro de su vida, repasó recuerdos lívidos y frescos, y como el ambiente estaba deteriorado, su mente se llenó de ambigüedades. 

"Madura". ¿Maduremos? Seamos fríos, seamos adultos. 

Los días han pasado llenando la bitácora, mal camino tras camino peor y tras ello, otro peor que me tienta a herir. Ya no quiero herir, ya no voy a herir. La satisfacción ya no es la misma, la pasión tampoco, el deseo menos. Pero ahí está, tentándome amargamente, me ofrece poder y me ofrece soberbia. Yo me resisto, intento resistirme, me esfuerzo en lograrlo.

Miró un momento el nuevo cuaderno, no vio su nombre en él. Se decepcionó, enmudeció. Su silencio gritaba tan fuerte que todos podían notarlo. La indiferencia era lo menos indiferente.

Los días han pasado, los vientos cambian, las noches no son las mismas, la mente se modifica, las experiencias crecen, la vida sigue. 

Y la vida sigue.

  
Oveja negra
Un par de días, un par de momentos y la calmada culpa de haber errado esas decisiones tan pequeñas. Y no me arrepiento del error. Sentir esa adrenalina, esa culpa, esa mentira, ese secreto, esa sensación de hacer algo políticamente incorrecto, sentir toda esa euforia, ¿como arrepentirse?. 

Y es cierto, tal vez no he sido la mejor persona, la mejor pareja, la mejor amiga, la mejor hija; yo no sigo sus protocolos, sigo mis instintos, me dejo llevar por el momento, no importa el error, ni los comentarios, importa la sensación, dejar de lado las consecuencias. 

Consecuencias.

Consecuencias: Karma. El mundo girando a mi alrededor. Yo, actuando. El mundo, respondiendo. La ley de la vida. 

Un día X me cruzé con la oveja negra de mi vida, con aquella que me tienta a morder la manzana, a huir de mi paraíso de ojos grises, a hacer lo incorrecto y no arrepentirme. A pesar de eso huí y fuí cobarde, el karma llegó, llegó la paga, llegó la crítica, llegó el comentario, llegó el remordimiento. Nunca llegó el arrepentimiento.

 

Me
.

Buscar

Translate

Se ha producido un error en este gadget.

Visitas